[Opinión] Tan grandes como un árbol

Tan grandes como un árbol

Personalmente no creía que sacar del baúl de los recuerdos a una gira como la del Joshua Tree fuese una buena idea. Por un momento incluso llegué a pensar que U2 se convertiría en esas bandas que viven del pasado al no poder concretar una nueva época con temas inéditos. Y sí. Me equivoqué. Las canciones elegidas, la pantalla, la gira, son tan grandes como un árbol.

U2 lo logró y lo hizo de nuevo. 22 canciones, entre ellas una que siempre estuvo en la banca de suplentes como Red Hill Mining Town y el estreno de The Little Things That Give You Away fueron las sorpresas más grandes para acompañar a las canciones de uno de los mejores discos de la banda.

El inicio del concierto fue potente (al igual que el resto del concierto). Larry, nervioso como siempre al inicio de cada show, pero sigue demostrando que su liderazgo dentro de U2 está intacto. Comenzó con un pequeño solo de batería para Sunday Bloody Sunday, en el B Stage, donde posteriormente se sumaron Edge, Bono y Adam. La fiesta recién comenzaba.

También sorprendió, para bien, la fuerza con la que U2 tocó cada una de las canciones del setlist que hacían evidente el compromiso y el desafío de refrescar un disco de hace 30 años.

Así fue con Trip Through Your Wires y Exit que no eran tocadas desde el Joshua Tree Tour original y del Lovetown Tour, respectivamente.

El regreso de Ultraviolet también marcó un hito en el primer concierto, al estar dedicada en honor a todas las mujeres y que fueron representadas en la pantalla gigante por Patti Smith, Angela Merkel, Malala, Grace Jones, entre otras, para recordar, valorar y luchar por derechos de igualdad. Sin duda, admirable.

En esa tónica, ver nuevamente a U2 con un mensaje y postura políticamente clara y directa, le da más fuerza aún a una gira como esta.

La alusión a Donald Trump antes de Exit, el discurso contestatario antes de One, la emotiva interpretación de Mothers Of The Disappeared o la sobrecarga de nostalgia de Miss Sarajevo serán pilares importantes de este tour para crear conciencia y criticar las políticas mundiales actuales.

Estos serán los carteles de lucha que U2 nos recuerda y nos enrostran que las cosas en 30 años no han cambiado mucho. Pero claro, al final «El pueblo vencerá».

Volviendo a lo musical, esta es la gira de Larry. Sólido de principio a fin y se notaba que tocar estas canciones «olvidadas» en las giras anteriores era lo que U2 necesitaba para reencontrarse y enfrentar esta gira, además de planificar la próxima era que encabezará Songs of Experience.

La banda sonó impecable, no en vano siguen juntos con las mismas ganas de tocar música que cuando eran jóvenes, incluso cuando en «Streets» Edge tuvo que cambiar su guitarra en plena canción. Probablemente este concierto sea recordado como uno de los mejores inicios de gira en la trayectoria de U2.

Este tour promete mucho. Perdérsela, por el motivo que sea, es casi imperdonable. Los esperamos en Santiago.

Francisco Leiva
U2Chile.net

 

Publica tu comentario